REPORTAJE: CUAL ES LA FALTA LABORAL DE UNA PROFESORA QUE POR COORNUDA YA FUE DESPEDIDA DE SU TRABAJO EN UNA COOPERATIVA DE SAN JUAN.

Resultado de imagen para imagen de cuerno e vacaPOR LEANDRO ORTIZ
Periodista y Abogado
A causa de un paparasis atrevido, hoy suena en todos los corrillos de San Juan de la Maguana , el hecho de que una profesora, joven mujer, quien por demás fungía como encargada de tienda de una importante cooperativa en san Juan, señora de formación religiosa y de atributos femeninos fue encontrada en plena acción con un instructor de baile de zumba, Se ha convertido en viral un video en donde se muestra a esta reconocida maestra de San Juan de la Maguana sosteniendo relaciones sexuales con un entrenador de aeróbicos en la Plaza Francisco Alberto Caamaño Deñó de San Juan de la Maguana. En estos días solo se habla del famoso y ardiente video el cual ha sido difundido por varios grupos de Whatsapp.
El video refleja cómo la maestra se introduce a una pequeña habitación (supuestamente el camerino de la plaza) y comienza a sostener la escena de amor con el citado deportista y luego sostienen relaciones sexuales.
Al parecer era costumbre, de que luego de la maestra terminar con la rutina de los aeróbicos se iba al citado lugar a tener sexo con el entrenador.
Diversos sectores de San Juan de la Maguana han criticado las acciones de la educadora y el deportista a los cuales han calificado de depravados.  
 Esta mujer humilde y de vagina alegre, que sin medir consecuencias de sus actos, fue cachada en plena acción sosteniendo relaciones sexuales con el famoso instructor de zumba, que por el hecho de ser casada, se le estaba vigilando, y que a decir por ahí, ella no es la unica con la cual realiza semejantes actos con  el famoso instructor de fortaleza viril, de atractivos músculos y de su gran destrezas para ejercitar y estrenar a las féminas que aya concurren todas las tardes.

El video estas en todos los celulares de de marcas inteligentes,   periódicos digitales han hecho noticias de tal situación, detallando en plena acción la escena de encuentro sexual furtivo que tanto deleita. Es un hecho del momento, es noticia en San Juan, la gente no para, en los salones, súper mercados, salón de belleza, tiendas ferreterías, restaurant, colmadotes, bancos, taxistas, moto conchos, instituciones publicas y privadas, en fin este hecho es noticia del momento.
Al parecer, no se esta analizando sus consecuencias, para la paz y estabilidad de una familia. La joven señora que sin medir su inescrupuloso acto, deja una secuelas a todo un entorno que le rodea, desde su marido, sus hijos, padres y la iglesia a que la misma pertenece, toda ves qué la misma pertenece a una iglesia muy reconocida del pueblo, por demás ex encargada de tienda de una cooperativa de la ciudad sureña.
Ahora bien unas preguntas ¿Por qué cancelarla de su trabajo? ¿Cuál fue la falta cometida en términos laboral? ¿Están las causales para un despido justificado?  A seguida paso a enumerarle las siguientes razones por las cuales se puede despedir de forma justificada a un trabajador o trabajadora dentro de las cuales están: Art. 88. El empleador puede dar por terminado el contrato de trabajo despidiendo al trabajador por cualquiera de las causas siguientes:
  • 1. por haber el trabajador inducido a error al empleador pretendiendo tener condiciones o conocimientos indispensables que no posee, o presentándole referencias o certificados personales cuya falsedad se comprueba luego;
  • 2. por ejecutar el trabajo en forma que demuestre su incapacidad e ineficiencia. Esta causa deja de tener efecto a partir de los tres meses de prestar servicios el trabajador;
  • 3. por incurrir el trabajador durante sus labores en faltas de probidad o de honradez, en actos o intentos de violencias, injurias o malos tratamientos contra el empleador o los parientes de éste bajo su dependencia;
  • 4. por cometer el trabajador, contra algunos de sus compañeros, cualesquiera de los actos enumerados en el apartado anterior, si ello altera el orden del lugar en que trabaja;
  • 5. por cometer el trabajador, fuera de servicio, contra el empleador o los parientes que dependen de él, o contra los jefes de la empresa, algunos de los actos a que se refiere el ordinal 3. del presente artículo;
  • 6. por ocasionar el trabajador, intencionalmente, perjuicios materiales, durante el desempeño de las labores o con motivo de éstas, en los edificios, obras, maquinarias, herrramientas, materias primas, productos y demás objetos relacionados con el trabajo;
  • 7. por ocasionar el trabajador los perjuicios graves, mencionados en el ordinal anterior, sin intención, pero con negligencia o imprudencia de tal naturaleza que sean la causa del perjuicio;
  • 8. por cometer el trabajador actos deshonestos en el taller, establecimiento o lugar de trabajo;
  • 9. por revelar el trabajador los secretos de fabricación o dar a conocer asuntos de carácter reservado en perjuicio de la empresa;
  • 10. por comprometer el trabajador, por imprudencia o descuido inexcusables, la seguridad del taller, oficina u otro centro de la empresa o de personas que allí se encuentren;
  • 11. por inasistencia del trabajador a sus labores durante dos días consecutivos o dos días en un mismo mes sin permiso del empleador o de quien lo represente, o sin notificar la causa justa que tuvo para ello en el plazo prescrito por el artículo 58;
  • 12. por ausencia, sin notificación de la causa justificada, del trabajador que tenga a su cargo alguna faena o máquina cuya inactividad o paralización implique necesariamente una perturbación para la empresa;
  • 13. por salir el trabajador durante las horas de trabajo sin permiso del empleador o de quien lo represente y sin haberse manifestado a dicho empleador o a su representante, con anterioridad, la causa justificada que tuviere para abandonar el trabajo;
  • 14. por desobeceder el trabajador al empleador o a sus representantes, siempre que se trate del servicio contratado;
  • 15. por negarse el trabajador a adoptar las medidas preventivas o a seguir los procedimientos indicados por la ley, las autoridades competentes o los empleadores, para evitar accidentes o enfermedades;
  • 16. por violar el trabajado cualesquiera de las prohibiciones previstas en los ordinales 1. , 2. , 5. y 6. del artículo 45;
  • 17. Por violar el trabajador cualesquiera de las prohibiciones previstas en los ordinales 3. y 4. , del artículo 45 después que el Departamento de Trabajo o la autoridad local que ejerza sus funciones lo haya amonestado por la misma falta a requerimiento del empleador;
  • 18. por haber sido condenado el trabajador a una pena privativa de libertad por sentencia irrevocable;
  • 19. por falta de dedicación a las labores para las cuales ha sido contratado o por cualquier otra falta grave a las obligaciones que el contrato imponga al trabajador.
Art. 89. El empleador que despide a un trabajador por una de las causas enumeradas en el artículo 88, no incurre en responsabilidad.
En tal sentido por mi olfato jurídico y a ojo de buen cubero no existe una causal de despido injustificado, solo el morbo social, no existe una falta laboral.
El destacado jurista Sanjuanero Cesar Júnior Fernández, con toda razón destaco que existen tipos penales que sancionan la divulgación de imágenes, videos, que atenten contra la intimidad de las personas. Así que al compartir, enviar, reenviar, difundir imágenes o videos, podemos estar comprometiendo nuestra Responsabilidad Penal y Civil.
Y que  el estado cuenta con organismos dedicados a dar seguimiento de manera efectiva a las acciones típicas y antijurídicas cometidas de manera digital, estando la sanción en la Ley 53-07, "Ley Contra Crímenes y Delitos de Alta Tecnología" y el Código Penal Dominicano.
Debemos tener presente que los dispositivos electrónicos almacenan las informaciones a pesar de que las borremos y el DICAT tiene los equipos necesarios para encontrarlas, en caso de que se nos acuse de violar el derecho a la intimidad de alguien.
Evitemos que el morbo nos lleve a estar en la cárcel, a comprometer nuestro patrimonio y pasar de las risas al sufrimiento.
De manera que se ha sobredimenciaonado un hecho, que de no ser un ejemplo para las buenas costumbres, se le esta haciendo daños a una familia de irreparables consecuencias, dentro de ellos a sus hijos dentro de los cuales hay con grandes talentos que proyectan a san Juan de la  Maguana, por tanto es importante saber agarrar con pinzas este asuntos, y entender que un hecho noticioso es remplazado por otro, de ahí viene la anécdota de ¨Una comunidad que existía una bestia que andaba sin cuero, ya, que se le había desprendido toda la capa de su piel, y todas las gentes hablaba, hablaba y hablaba de esa bestia, hasta que se cansaron, eso acontecerá,, lo que no será fácil es, quitar el trauma a esa familia, que sufre las faltas de medición de las consecuencias de los actos de esa señora, pero a decir verdad,    ¿Quienes son mas infieles son los hombres OH, son la mujeres?, se seguro que si hubiese sido un hombre no le cancelan, claro se lo celebran, pero como es maestra, evangélica tiene  mas connotación, pero ¿saben a ciencias ciertas la gran cantidad de mujeres y hombres que están siendo infieles? Claro que nó, fuentes de entero crédito me han indicado que infiel, no solo es esta señora, y que también los y las hay, en los siguientes sectores sociales, pues paso a mencionarle: Los hay profesores universitarios que acosan las alumnas, los hay gerentes de bancos que se acuestan con las empleadas, coornudos y coornudas, los hay jueces y fiscales, empresarios, pastores, sacerdotes, menonita, pentecostal, en fin todas las ramas, tengo una información de una juez que tiene 12 años siéndole infiel a su marido, fiscales hembras que teniendo su marido se acuestan con tiguere de poca monta, hasta con imputados, y de una reputada señora que utiliza la iglesia católica para engañar a su esposo, y hasta cargo electivo a querido optar y reconocimientos demás y que es ¨una gran señora. Por tanto esto esta perdido y quien se crea libre de pecado tire la primera piedra. 
Solo me queda exhortar que no debe ser cancelada de su empleo y recordar a Federico Garcia Lorca cuando digo los siguientes: Si pudiera vivir nuevamente mi vida en la próxima trataría de cometer más errores, no intentaría ser tan perfecto, me relajaría más, tomaría muy pocas cosas con seriedad, sería menos higiénico. Correría más riesgos, haría más viajes, contemplaría más atardeceres, subiría más montañas, nadaría más ríos......
Iría a más lugares adonde nunca he ido, comería más helados y menos habas.
La infidelidad, igual en hombres y mujeres.

¿Qué es exactamente ser infiel?

La definición de infidelidad no ha cambiado en absoluto con la llegada de Internet. Ser infiel, es simplemente, romper la confianza de la pareja cuando se mantienen secretos alejados de la intimidad conyugal. En definitiva, somos infieles a nuestra pareja cuando le mentimos de manera consciente y a sabiendas de que nuestro comportamiento no es el correcto.
Es conveniente hablar con la pareja sobre qué toleramos en nuestra relación y qué no Esteban Cañamares, psicólogo y sexólogo experto en relaciones de pareja, es claro al respecto: “Qué practicas son consideradas como una infidelidad y cuáles no, es algo que decide cada pareja, a través de unas normas, explícitas o implícitas, aceptadas al respecto”. El problema es que, muchas veces, estas “normas” no quedan claras y, en cualquier caso,  puede dar lugar a muchos malentendidos. “Es una pena”, explica Cañamares, “que muchas parejas no hablen abiertamente de esto, pues es conveniente saber hasta dónde puede llegar cada uno”.

La infidelidad, igual en hombres y mujeres, 

Al margen de las herramientas utilizadas para ser infiel, las razones por las que engañamos a nuestra pareja siguen siendo las mismas de siempre.“Lo que nos lleva a ser infiel”, explica Cañamares, “es siempre nuestro impulso natural al sexo”. En este sentido el psicólogo recuerda que el ser humano tiene “una programación contradictoria”, por un lado quiere una pareja estable para formar una familia, pero por otro quiere satisfacer todos sus deseos sexuales, que muchas veces incluyen a más de un sujeto.
No puede haber muchos hombres infieles si no hay mujeres para serlo. Lo que sí parece claro, por mucho que haya ideas preconcebidas que insistan en lo contrario, es que los motivos que llevan al hombre a ser infiel son los mismos que los de las mujeres. Cañamares tiene una idea clara al respecto: “No puede haber muchos hombres infieles si no hay mujeres para serlo”.
Los motivos para ser infiel parten de nuestros impulsos, pero son variados. Aunque cada caso tiene componentes específicos, en las consultas se repiten una y otra vez las mismas razones. Robert Weiss, uno de los más reputados psicoterapeutas estadounidense especialista en relaciones de pareja, ha elaborado, para la publicación Psych Central, una lista de los motivos psicológicos subyacentes en los casos de infidelidad que ha tratado a lo largo de 20 años de experiencia clínica que, en muchos casos, se pueden dar de manera simultánea.
Once razones para ser infiel
1- La monogamia nunca ha sido aceptada. El sujeto nunca ha tenido la intención de ser monógamo. A pesar de haberse casado o haber aceptado un compromiso. Nunca ha querido tener sexo sólo con su pareja. El matrimonio, para él o ella, sería sólo un sacrificio hecho para mantener en el tiempo una relación que consideran satisfactoria. La monogamia para estas personas no es más que una molestia, algo a evitar, más que algo a mantener.
2- Nuestra pareja no nos da lo suficiente. Se trata de una razón muy común para ser infiel. El sujeto encuentra que su pareja no le aporta el suficiente amor, el tiempo y la atención que considera adecuadas, y que sí reciben la familia del cónyuge, los niños o el trabajo. Muchas veces estas personas no son conscientes de sus necesidades emocionales, no lo hablan con su pareja y, finalmente, acaban siendo infieles.
3- Creemos que el amor ha desaparecido. El sujeto infiel percibe erróneamente que el amor se ha acabado en la relación, porque ya no se da la intensidad sexual y romántica propia de los primeros pasos en una relación. La realidad es que, en las parejas sanas, a medida que pasa el tiempo el amor se transforma en mayor compromiso, intimidad y confianza.
4- Existe un vacío emocional. Si la relación es insatisfactoria lo más normal es que, antes o después, uno de sus miembros acabe siendo infiel. Máxime si los problemas de la pareja hacen a una de las dos personas alejarse del resto de personas cercanas o amigos. El sexo y el romance se utilizan para llenar un vacío emocional.
5- Sabemos que vamos a dejar a nuestra pareja, pero queremos tener a alguien en la recámara. Así de simple. Antes de enfrentar la realidad y decirle a nuestra pareja que para nosotros la relación ha terminado, buscamos a un suplente, para poder reemplazar a nuestro compañero en cuanto se haya tomado la decisión. Muchas veces esto se hace de manera inconsciente, pero se hace.
6- Nos sentimos inseguros. La persona infiel se siente en inferioridad de condiciones respecto a su pareja: más viejo, más feo, con menos dinero… La infidelidad sirve para reafirmar su valor en el mercado amoroso, subir la autoestima al considerarse deseable. El problema es que las infidelidades causadas por este motivo no suelen ser meditadas, y el arrepentimiento está a la vuelta de la esquina.
7- Nos aburrimos. Aunque la relación pueda ser en términos generales satisfactoria, en algún momento simplemente una de las partes se aburre y quiere probar algo especial. Encuentra un placer misterioso e intenso en una relación secreta.
8- “Ojos que no ven, corazón que no siente”. Esto suele ir unido a cualquiera de los otros motivos. Pensamos que mientras no nos pillen no estamos haciendo daño a nadie. El problema es que, tarde o temprano, te acaban pillando.
9- Queremos tomar represalias. Algunas personas engañan sólo como venganza por un comportamiento de su pareja que consideran injusto. Quizás como sospecha de una infidelidad de la otra parte, antes de comunicar nada, preferimos ser nosotros también infieles.
10- Tenemos un trauma no resuelto. Según numerosos estudios, las personas que han sufrido en la infancia algún tipo de trauma como un abandono emocional, maltrato físico o abuso sexual son más propensos a ser infieles respecto a sus parejas. Tal como explica Cañamares, la fidelidad también se educa: “Se es más infiel si se han visto determinados comportamientos en el entorno familiar. No sólo infidelidades de tus padres, sino también con el resto de familiares o amistades”.
11- Tenemos expectativas irracionales de lo que nuestro cónyuge debe ofrecer. Estas personas esperan que sus parejas les concedan todo lo que piden, y cumplan todas sus necesidades. Cuando sus parejas, inevitablemente, fallan, sienten que la infidelidad está justificada. En estos casos, tal como cuenta Cañamares, la educación también juega un papel esencial: “Los niños mimados son más propensos a ser infieles, pues no han aprendido a sobreponer sus deseos”.

Related

LOCALES 6865875344737656168

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PREDICA

LAS MÁS DESTACADAS

item