GRAVE PROBLEMA QUE SOBREVIENE CON EL PETRÓLEO

HSBC advierte en un informe del grave problema que
sobreviene con el petróleo, que afectará también a RD

El Mercantil les ofrece extractos del documento con afirmaciones de gran relevancia, que debería ser muy revisado en nuestro país
La clave del problema actual con el petróleo se centra en el enorme desequilibrio entre la oferta y la demanda, a favor de la primera. Sin embargo, una nueva investigación de HSBC advierte de que próximamente la problemática se va a invertir. El informe realizado por Kim Fustier, Gordon Gray, Christoffer Gundersen y Thomas Himboldt argumenta que, dado el carácter finito de la cantidad física de petróleo en el mundo, la gente realmente debería estar prestando más atención a la disminución de la oferta disponible en el futuro, en lugar de al exceso de oferta actual.
El Mercantil les ofrece unos extractos de ese informe:
“Teniendo en cuenta el contexto de los dos últimos dos años de grave exceso de oferta en el mercado mundial de petróleo, no es sorprendente que ya se esté discutiendo la posibilidad de una futura contracción de suministro por falta de inversión y disponibilidad”.
“El mercado a partir del año que viene será muy diferente en lo que se refiere a los precios de 2015-16, dada la caída sin precedentes en la inversión de la industria petrolera que se ha producido desde 2014, por lo que esperamos que con prontitud la industria se centre en volver a garantizar la disponibilidad de suministro adecuado en el mundo”.
La investigación del HSBC, resumida en una nota de 50 páginas, termina reflexionando sobre el estado actual del mercado y el futuro, vaticinando una menor disponibilidad del petróleo junto con un salto de la demanda en las próximas décadas, porque el panorama de consumo de fuentes energéticas no va a cambiar tan rápidamente como se presume.
Les resumimos los nueve puntos esenciales que resalta el HSBC en su informe:
  1. El problema del exceso de oferta de petróleo que ha causado la mayor parte de los problemas en los mercados en los últimos años terminará en 2017, y el mercado va a volver al equilibrio.
  2. La capacidad de reserva se reducirá sustancialmente a partir del año que viene, lo que hará al mercado muy susceptible a vaivenes.
  3. El 81% de la producción de petróleo líquido (no fracking) ya está en declive.
  4. HSBC ve que entre 3 y 4.5 millones de barriles por día de suministro van a desaparecer una vez se alcance la producción pico del petróleo. “En nuestra opinión, un rango razonable del declive se reducirá entre un 5-7%, lo que equivale a alrededor de 3-4.5 millones de barriles de producción perdidos cada año”, especifica el informe.
  5. Sobre la base de un cálculo simple, HSBC estima que para el año 2040 el mundo tendrá que encontrar alrededor de 40 millones de barriles de petróleo por día para mantenerse al día con la creciente demanda de las economías emergentes. Esto equivale a más de 4 veces la cantidad de producción de crudo en Arabia Saudita.
  6. Los pequeños campos petrolíferos generalmente bajan el doble de rápido que los campos grandes, y la mezcla de suministro global se basa cada vez más en campos pequeños. El tamaño estándar de un nuevo yacimiento ha caído fuertemente desde hace 40 años, lo que va a exacerbar el problema de la disminución de la producción y la falta de suministro.
  7. La cantidad de los nuevos descubrimientos de fuentes de petróleo líquido se está reduciendo y, además, los que se descubren tienen un tamaño menor. HSBC dice en su informe que la tasa de descubrimiento de nuevos pozos se situó en un mínimo histórico en 2015.
  8. Es cierto que en Estados Unidos ha crecido mucho la producción de petróleo de esquisto, pero su producción representa el 5% de la oferta mundial, lo que significa que no será capaz por sí solo de abordar el volteo de suministro global que HSBC espera.
  9. Las mejoras para el cambio radical en la producción y la eficiencia en la perforación en respuesta a la recesión actual no son más que un enmascaramiento subyacente a las tasas de declinación de consumo, pero en realidad, esta eficiencia es más limitada de lo que se cree. HSBC sostiene que las empresas extractoras no están mejorando su eficiencia a una velocidad suficientemente rápida, lo que significa que las disminuciones de suministro supondrán un fuerte golpe para los países consumidores.
Todos estos argumentos inducen a HSBC a significar que debemos estar preocupados por la inclinación futura del mercado, que nos dirige a una disminución de suministro. Se trata de una crisis a la que deben hacer frente conjuntamente tanto productores como consumidores.

Related

OPINIÓN 236365256635332574

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PÚBLICIDAD

Públicidad

PUBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
item