OPINION: Ministro de Defensa, Director DNI, migración haitiana y Marcha Verde

Preliminar
Miguel Espillat 
Historiador y Político
OPINION: Ministro de Defensa, Director DNI, migración haitiana y Marcha Verde
En nuestra República Dominicana, principalmente en los gobiernos de Leonel Fernández y Danilo Medina, las violaciones a todas nuestras normativas jurídicas ya sea por comisión u omisión se han dado en todos los estamentos que ellas abarcan, pero para los fines de este trabajo solo me voy a limitar a tratar las violaciones concernientes a los casos de emigración, Medio Ambiente y narcotráfico.

1- Pues bien…en un artículo titulado “Medio ambiente, el apocalipsis comienza a cobrar su balance”, el historiador José Novas nos dice lo siguiente: Lo hemos dicho antes y lo repetimos ahora, en la provincia Independencia el rumor general es, que hay militares que cobran peajes a los que talan árboles y trafican con carbón.  Es un secreto a voces que el macuteo ha llegado al punto, que los uniformados cuyo deber es proteger la soberanía, los tildan de tarifarios por traficar con indocumentados.  Se dice en la zona que se hacen de la vista gorda frente al negocio ilegal de carbón a orillas del lago Azuei.
2- Es una vergüenza decirlo, pero se me informa que sólo por Tierra Nueva, en Jimaní, llega un promedio de quince camiones de carbón todos los días. Los residentes de ese pueblo son testigos de esos movimientos y saben quiénes son los propietarios de esos vehículos.  Resulta paradójico que las autoridades en la provincia han sido informadas y nadie mueve una paja porque no les importa que en esa zona la vida desaparezca.   Algo insólito se verifica en Jimaní, y es que hay puestos de venta de carne de caimán, las cuales operan frente a las narices del representante de Medio Ambiente.
Algunos comentarios en torno a las revelaciones del historiador Nova
3- Lo que revela el señor Nova en su artículo es de conocimiento general en todo el país, pero muy especialmente en toda la población de los pueblos fronterizos, no por el rumor público, sino, porque lo ven a diario con sus propios ojos; es algo que está sucediendo desde antes de Trujillo llegar al poder hasta nuestro días, sin que ningún gobierno haya querido ponerle fin a esta anomalía, puesto que más bien los incumbentes de lugar lo que hacen es negar la comisión de los hechos, tal como ha sucedido con  el hoy ministro de defensa Rubén Darío Paulino Sem, quien niega que los militares de RD reciben sobornos para dejar pasar haitianos por la frontera, alegando que estos cruces no se  dan por los lugares donde hay control migratorio, sino, que utilizan los montes y otras vías para llegar a este lado de la isla.
4- El negocio de los sobornos en que están participando los militares en la frontera, denunciados por el historiador Nova en su artículo, es un delito profusamente documentado y reafirmado en todos los años ya pasados.  Esta situación la sé, no por el escrito del señor Nova, ni por el rumor público, sino, porque la viví…, la vi con mis propios ojos mientras estuve varios años ejerciendo mi profesión de agronomía por las provincias fronterizas.   Y se mucho mas, porque mi interés por lo social,  lo histórico y nacional, me llevó a conocer la miserable y repugnante vida de los bateyes, los abusos y todas las ignominias y abominaciones que se dan en ese tétrico submundo de cañas, barracones, terratenientes, mayorales y guardias, reencarnaciones de bestias en cuerpos humanos.  Seres capaces de todas las bajezas, de todos los crímenes, de todas las barbaridades, de todas las cobardías y vilezas, de todas las infamias contra sus semejantes, máxime cuando son negros, pobres y sin dolientes. Allí se encontraban, y aún se encuentran, todos los especímenes que podamos imaginar con la más baja degradación humana.
5- En frontera dominico-haitiana, un lugar semidesértico y paupérrimo, un guardia apenas gana seis o siete mil pesos, en un país donde la canasta familiar de los pobres ya anda por los 30 mil pesos.  De ese pírrico sueldo, el guardia tienen que pagar alquiler de casa, agua, luz, transporte, medicinas, colegios, ropas, y útiles escolares de los niños, darle a la mujer una mensualidad para la comida y otros menesteres.  Así pretende el señor ministro de defensa que le creamos cuando asegura que los guardias fronterizos no reciben sobornos por dejar cruzar haitianos, ni chinos, ni de otras nacionalidades ilegalmente por la frontera. Solo le faltó añadir, que tampoco aceptan ser sobornados por los traficantes de armas y drogas.  Con ese sueldo y con la situación del costo familiar aludido, el General Paulino Sem, quiere que creamos que un militar de esos incluyendo a los de más altos rangos, se mantengan en nuestra frontera sin recibir sobornos, cumpliendo a cabalidad su labor de soldados al servicio de la patria, aunque en esa misión, mueran por tuberculosis y desnutrición junto a sus familiares.  Parece que esos militares fronterizos en el sagrado ejercicio de sus asignaciones se han santificado y mistificado a tal punto, que ya viven y se alimentan con el aire contaminado de nuestra media isla.
6- A estas negaciones y desconocimientos de los sobornos por los concepto referidos (negocio de tratas en la frontera, permisión de tala en nuestros bosques para hacer carbón, incluso en grandes cantidades para exportación), conucos, y hasta fincas y villas, a la vista de todos), tenemos que sumarles por los mismos motivos de soborno e irresponsabilidad de los incumbentes, la liquidación progresiva de todas nuestras fuentes hídricas, especialmente los ríos, con el dragado de los mismos llevado a cabo por las muchas granceras establecidas en todo el territorio nacional para sacar millones toneladas de arena de sus lechos, algunas de ellas con el permiso del ministerio de  Medio Ambiente y bajo la mirada indiferente de los sucesivos ministros de Defensa y de los directores del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), pese a que, como el caso de su actual director, el contraalmirante retirado Sigfrido Pared Pérez, quien asegura, tener conocimiento de todo y de lo mas mínimo que sucede en el país, pero que no es capaz de poner al tanto al ministerio de Medio Ambiente de las tantas flagrantes violaciones que conoce en las materias de su incumbencia, ni hace los sometimientos de lugar al procurador General de la República para que jurídicamente se proceda en cada caso. Sigfrido Pared Pérez, al parecer, tampoco sabe de los 70 mil puestos de drogas establecidos en el país. Es lo que se puede deducir, pues si no es así ¿cómo se puede explicar, la operación de esos puntos y que no se ponga coto a la emigración ilegal hacia nuestro territorio, principalmente de haitianos.  Tampoco se explica cómo nuestros bosques y ríos se sigan depredando a la vista de todos, sin que nada de ello pare, o tan siquiera amaine?
7- Por otro lado, concomitantemente con las declaraciones aludidas del ministro de Defensa Paulino Sem, el director del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI) Sigfrido Pared Pérez, sostuvo en una entrevista que “un grupito de radicales” pretende echar un “jabón al sancocho“ de las manifestaciones que realiza el movimiento Marcha Verde, cuando se empecinan  que se vinculen a un presidente o expresidente en la comisión de actos de corrupción aunque no hayan elementos probatorios para que tal cosa se lleve a cabo, con lo que tratan de alterar lo que es el pensamiento originario de dicho movimiento que reclama no corrupción, fin de la impunidad, cumplimiento de la ley y organización de la sociedad.
8- Con este juicio el director actual del DNI, asume un papel político deliberativo que constitucionalmente no le corresponde, pues no le toca a él decidir si hay o no, elementos probatorios para incriminar a los expresidentes en el caso Odebrecht, que es de lo que se trata.
Las fuerzas policiales, militares y políticos de nuestro país, deben seguir evolucionando para superar la deformación que les afecta en su ser mental y espiritual.    
9- Cuando a Juan Bosch le tocó gobernar, le fue imposible hacerlo practicando la justicia social y la honradez, para así sanear el Estado y con ello beneficiar al pueblo, oponiéndose al robo del erario que es la versión más acentuada de los muchos modos de corrupción.  Es histórico cómo la oligarquía, la alta burguesía, la jerarquía de la Iglesia Católica, los altos mandos policiales y militares, mas el imperio, se confabularon todos para derrocar aquel presidente auténticamente democrático y honrado a toda prueba.
10- Para derrocar a Bosch lo acusaron de comunista, algo que para los confabulados era equivalente a peligroso ateo, enemigo mortal de la paz, la cultura la democracia y del progreso de los pueblos.  Al culpable de semejante “traición”, había que aplastarlo como a una rata. Es lo que el imperio, vía Trujillo, había sembrado en los funcionarios de su régimen y en las multitudes hambrientas, enfermas e ignorantes, con cerebros carcomidos por el adoctrinamiento del anticomunismo con el auxilio de una religión que impartía (y aun lo hace), doctrinas y dogmas medievales.  Este fue un escenario propicio para derrocar a Juan Bosch y al primigenio otrora grandioso PRD, el partido del “jacho prendio”, el del buey que mas jala, el de la bandera blanca y de la esperanza nacional.
11- Toda esa gente que conspiró contra Bosch para derrocarlo era apasionada y fanática, pero también desconocían lo que verdaderamente buscaba el imperio con ese golpe de estado.  Ellos por su ignorancia de la geopolítica imperialista, eran engañados como niños de teta, y actuaban de buena fe, creyendo que hacían lo mejor frente al Dios de sus creencias.
12- Cuando Bosch llegó al poder en 1963, el pueblo dominicano era rural en un 75%; analfabeto en un 80%; y pobre y paupérrimo en un 75%.  En aquel tiempo la mayoría que vivía en las ciudades lo hacía en barrios de casuchas construidas con hojas de yagua, cartón y latas viejas, piso de tierra y sin los servicios básicos de agua, luz y sanitarios.   Por igual, los campesinos vivían en semejantes condiciones.  En aquellos tiempos era normal verlos descalzos, desdentados, vestidos con ropas remendadas y famélicos.  De los niños, ni hablar; se veían escuálidos y cetrínicos jugar en la pura tierra con los estómagos hinchados de lombrices.  Y las mujeres, a los 25 años presentaban una mustiedad, que parecían ya ancianas.  Eso sí, todos eran profundamente católicos, trujillistas y anticomunistas.
13- De esa sociedad pobre, paupérrima, analfabeta, adoctrinada en el trujillismo y anticomunismo, los jóvenes salían de sus campos y barrios marginados, unos a los seminarios y otros a engancharse en algunas de las ramas de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, con el objetivo de cambiar sus vidas, lograr la sobrevivencia y ascenso social.  Después de graduados, cada uno desde el puesto que escalaba, ya sea de simple cura, obispo o cardenal, policía, marino, guardia raso, cadete, almirante, teniente, mayor, coronel o general, cumplían a cabalidad las funciones para las cuales habían sido formados y adoctrinados en sus respectivas carreras eclesiásticas y militares.
14- Estos hombres fueron formados (y todavía se sigue en lo mismo) para servir, unos como adoctrinadores y otros como represores y sostén de tiranos y de un sistema al servicio de la clase dueña de los medios de producción.   En aquel tiempo esos adoctrinadores y opresores, servían básicamente a los Trujillo, y después a las no más de 20 ó 30 familias que se adueñaron del país de manera absoluta hasta que llegó el PLD al poder en 1996.  Señalo lo del PLD, porque es sabido por todos, de qué manera corrupta la jerarquía de ese partido, ayer unos pobres diablos, hoy tienen fortunas que compiten con aquellas familias, que duraron casi cien años trabajando y mafiando, para amasar las fortunas que hoy poseen.
15- En este análisis debemos aclarar, que “comunista” era todo aquel, que hablara o reclamara una simple mejoría de salario y de condiciones laborales.  Este era un fenómeno que estaba ocurriendo (y sigue vigente), en todos los países latinoamericanos sin excepción.  Todos los países de esta región, en aquellos tiempos estaban gobernados por algún tirano cruel y ladrón impuestos a sangre y fuego por el imperio del norte y los europeos.  Con estas maneras los imperios conformaban una estructura política-militar y de policía represiva y servil, que les permitía llevarse de nuestros países las materias primas imprescindibles para sus industrias a precio de mondongo hecho y servido en fonda de mala muerte.  Y cuando aparecía un gobernante que le dolía su patria y asumía defender sus recursos naturales, entonces lo derrocaban mediante un sangriento golpe de Estado.  Aquella estructura conformada por esos tiranos aludidos, se comenzó a romper cuando Fidel Castro salió a la palestra inspirando a los pueblos subyugados su portentosa revolución anti-imperialista, que dicho sea de paso, ésta cambió muchísimo en el mundo la trayectoria política depredadora de los imperios.
16- Don Juan, cuando fue el “Primer Magistrado” de la nación, sufrió mucho. Hablaba con amargura y frustración de la pobre preparación académica de los militares y policías con los que les tocó gobernar.  Con pesar, resaltaba la arrogancia de muchos de ellos al sentirse apoyados por el departamento de Estado norteamericano quien era el que recomendaba sus ascensos y elevación a puestos de alto mando.  La mayoría no sabía leer ni escribir bien y hasta llegaban al colmo de no tener conocimientos geográficos ni históricos de su propio país.  En general tenían una pobrísima cultura. Y mientras más ignorantes eran-decía Bosch, se comportaban más arrogantes.  Los verdaderamente terribles, eran los que habían sido instruidos en la “Escuela de las Américas”; esos tenían una proclividad hacia el crimen, mejor dicho, una disposición espantosa para matar a lo que ellos sindicaban como comunistas.
17- De la muerte de Trujillo al día de hoy han transcurrido 56 años, tramo en el cual, gracias a la bravura de los pueblos y a las iniciativas de Fidel han desaparecido caso todas aquellas dictaduras corruptas que asesinaban a mansalva a miles de la gente llana del pueblo y que en igual número cogían prisioneros y torturaban aquellos, que ellos por mandato del imperio consideraban comunistas.  Cierto, por las razones expuestas, en este tiempo no tenemos aquellas terribles dictaduras, pero sí de muchas maneras sufrimos las nuevas versiones y modalidades enmascaradas de aquellas satrapías, porque por la dialéctica de los tiempos ya no la permiten, pues si fuera por ellos, tendríamos las mismas prácticas de asesinatos, cárceles y torturas de cuando Trujillo.
18- En el tiempo actual, sí podemos asegurar, que el gobierno de Danilo Medina es una de esas nuevas dictaduras sustentadas por la una nueva versión de jefes militares y jerarcas religiosos e intelectuales inconsistentes y genuflexos, cuyas mentes y espíritus, siguen deformados por una alienación de principios y por la falta de fundamentos ideológicos verdaderamente democráticos, morales y patrióticos.
19- Así, estas nuevas versiones de estructuras policiales, militares, religiosas y de intelectuales bocinas, que sustentan al nuevo poder, todavía no piensan en la colectividad, en el pueblo, en una democracia genuina donde tenga lugar el inicio de un verdadero “Proyecto de Nación”, sino, que como en los tiempos de Trujillo, aún están de espaldas a la nación y a los valores nacionalistas y democráticos, respaldando y haciéndole el juego a todos esos poderes nacionales y foráneos que se han tomado el país y el mundo absolutamente para ellos.  Eso sí, esta alianza se mantiene en armonía, siempre y cuando a estos sustentadores del establishment, se les permita disfrutar de una buena tajada de las riquezas nacionales.
20- Finalmente, en esta negación del “soborneo” en cuestión, el ministro de Defensa Paulino Sem, también nos querrá hacer creer que él y los demás jefes militares y policiales y el director del DNI, solo viven de sus sueldos; que no tienen otras entradas; que jamás por honradez y patriotismo (pero el relacionado con patrimonio), aceptan dineros que fortuitamente les ofrecen que podrían considerarse cómo sobornos o mordidas, de las que una vez refirió Balaguer.  ¡Pero ojo!, si Paulino Sem, así osase asegurar, quedaría mal parado, pues algunos exjefes de la Policía Nacional, han declarado públicamente, que mientras estaban en esa posición se buscaban un extra de hasta cien millones de pesos mensuales.  Con este dato, no hay que ser muy listo para imaginar, que esta búsqueda también se da como cosa normal y corriente en todos los estamentos policiales, militares y del DNI.
21- Esta práctica de la “búsqueda” (es sabido), es común también en los de abajo (me refiero a los guardias y demás personal de puesto en la frontera), por lo que es algo lógico, que el ministro de Defensa, que también se la busca, niegue que sus subalternos reciban sobornos para dejar cruzar ilegales haitianos por la frontera y permitir operar la mafia del narcotráfico, del contrabando de armas, licor, electrodomésticos y otros artículos.  Visto así, cobra sentido el dicho que dice: “entre bomberos no se pisan la manguera”.  Además, el lujoso tren de vida, mas las gordas cuentas bancarias y cantidad de bienes de toda clase que poseen los personajes protagonistas de este texto, desmienten al jefe militar, policial o director del DNI, que nos quiera hacer creer que ellos cómo entrada económica solo tienen sus sueldos.  Todo esto es parte de la deformación que he señalado.  ¿Estamos?
Conclusión
1- Vista la anterior deformación de los hombres que mal dirigen las instituciones de nuestro país, esperamos que la evolución a que inexorablemente está sujeta la humanidad, no sea dilatada ni interrumpida, para que los funcionarios del futuro, se ocupen de sellar nuestra frontera contra cualquier emigración ilegal y operaciones mafiosas, que no se permitan la tala de bosques, ni la destrucción de nuestras ríos con el dragado que hacen las granceras para sacarle las arenas de sus cauces. Pero también, que no se permitan contratos onerosos como el de la Barrick Gold,(llamado modélico por Leonel), ni el contrato sombra de la carretera Sto. Dgo-Samaná y otros; ni las escandalosas sobrevaluaciones de las obras construidas por el Estado, ni el robo de los recursos del pueblo, ni el crecimiento escandaloso del narcotráfico, ni la ignominia en que se ha convertido  el sistema de justicia. Tampoco se debe permitir la pérdida de nuestra soberanía nacional hipotecando nuestra patria con excesivos préstamos y con la venta de nuestro suelo patrio.
2- Para conjurar estos nefastos delitos, tan dañinos al país, esperamos ansiosos que los mismos sean erradicados de raíz.  Y para acabar con los gobiernos corruptos, imploramos que llegue el día en que todos los altos funcionarios civiles y militares se revelen contra los gobiernos que no cumplen con el sagrado juramento de cumplir y hacer cumplir la Constitución de la República y las leyes adjetivas, y que en consecuencia, en vez de darle un golpe de estado a un gobierno honesto y democrático como fue el de Juan Bosch, se lo den a un Leonel Fernández, a un Hipólito Mejía y a un Danilo Medina.   En este punto me refiero al Leonel Fernández que dijo, “que no se metía con ninguno de los militares corruptos, porque de hacerlo, lo derrocarían”.
A los lectores les dejo la palabra.

Related

POLÍTICA 8944485856307046381

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

Públicidad

PUBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
item