Castaños advirtió que las amenazas y anuncios de despido de los servidores públicos representan una afrenta a la tradición civilista de la que debería estar revestido el Estado dominicano,  no solo porque las leyes recientes de función pública y la propia Constitución lo prohíben, sino que también protegen a quienes realizan una labor meritoria..

Dijo que el país saluda que las nuevas autoridades determinen quiénes se han aprovechado de los recursos del Estado en forma ilegal, en cualquiera de las formas, que van desde las botellas hasta quienes han distraído recursos para su provecho personal o particular”.

Sin embargo, advirtió que lo que no es correcto desconocer los límites legales y los procedimientos incluidos en sus reglamentos para aplicar medidas que tendrían como resultado la intranquilidad, el desasosiego y el malestar general”.

Castaños manifestó que actualmente la población necesita de tolerancia y paciencia para enfrentar los agudos problemas generados por la pandemia y la crisis económica. “Bien harían las nuevas autoridades si llaman la atención a quienes están pregonando amenazas de despidos y retaliaciones innecesarias”.

Afirma empleados del Estado serán reubicados

El presidente electo, Luis Abinader, aseguró que los empleados que trabajan en las instituciones que serán eliminadas o reestructuradas y que brindan un servicio al país no serán cancelados de los puestos de trabajo.

“Todo ese personal de esas instituciones nosotros lo vamos a relocalizar en diferentes áreas, todos los que tienen el servicio administrativo, no importa que sean peledeístas y no importa que sean de otros partidos, pero hay que eficientizar el gobierno”, dijo el próximo presidente.

Fuente: Al momento.net