Armas silenciosas para guerras tranquilas

 El país a partir del próximo año presenta temas en cuestión, los cuales de momento nos surgen inquietudes ¿Hasta dónde pueden los dominicanos resistir, hasta rendirse sin necesidad de una guerra?. El presente mediato cita, advierte situaciones que “Por seguridad, no figura la firma de la organización política que hoy dirige la Republica Dominicana”. Sin embargo, en círculos especializados de los poderes factico de nuestra sociedad, empiezan ya “Un Plan de Reflexión” al estilo  

Grupo de Bildergerg, donde personas muy poderosas, y que inciden en el mundo de las finanzas, de la economía, de la política, de las fuerzas armadas, sindicatos  y, hasta de los servicios… hacen todo tipo de lucubración en ese sentido.

El Plan terminará con la misma abstracción y de la misma forma en que termino lo del llamado ante la Plaza de la Bandera; será de forma muy diferente con un lenguaje de los campos técnicos y ciencias puras, para luego ir trasladándose e identificar su lectura, en todo aquello que nuestra sociedad necesita en diferentes campos.

Frente a lo que se presentará, en contraposición a ellos, ya el gobierno ha iniciado un “Plan Armas silenciosas para guerra tranquila” El mismo procura un tipo de ingeniería social que busca respuestas automáticas de la sociedad producto de estímulos para obtener determinados efectos. Sus funcionarios tienen el control de la una sociedad, tienen que desarrollar la capacidad de disponer de la mayor cantidad de información posible.

Sus primeras medidas consistirán en crear una campaña de información mediática, con la utilización de la información y la protección económica a sus allegados, especialmente necesaria para poder de manera oportuna y rápida predecir bajo qué condiciones una sociedad como la nuestra se rinde...

Yá, el gobierno del presidente Luis Abinader Corona ha considerado necesario “crear, proteger y de utilizar nuevas armas  tan sutiles y sofisticadas en su funcionamiento y apariencia pública que sean “silenciosas». Por ello, entiende que hay que controlar a las “clases inferiores” antes de que tengan una oportunidad de hacerse preguntas o cuestionamientos para la situación que nos viene.

Pretenden desintegrar la célula familiar de los inferiores “aumentándole la cantidad de preocupaciones”; implementar cada día un Sistema Educativo cada vez más pobre, de manera que “la brecha de la ignorancia que aísla las clases inferiores de las clases superiores sea y permanezca incomprensible para las clases inferiores”

El Plan del gobierno en vez de balas, utilizará las armas silenciosas que disparan situaciones; recolección de datos, de informaciones a partir de una computadora en vez de un fusil. Estas armas  a través de la manipulación de un programador de computadoras no producen ruido de explosión evidente (son las armas silenciosas que trae el Gobierno de Abinader), no causan daño físico o mentales aparentes, pero si interfieren en la manipulación continúa y de manera evidente en la vida de cada uno.

El dominicano común ni ves ni asimila ésta arma, ni alcanza a observar y advertir que en realidad está siendo atacado y sometido. A penas van a sentir que algo no anda bien, pero no puede visualizar más allá de la curva y racionalizar conceptualmente.

En fin. El “ Plan Armas silenciosas para guerras tranquila” con que el gobierno pretende manipular a las personas, pues ataca la vitalidad, las opciones y la movilidad de los individuos de una sociedad, y  manipula  las fuentes de energía social y natural, así como sus fuerzas y debilidades físicas, mentales y emocionales. Una manera de que el pueblo se olvide
de los servicios críticos como el transporte terrestre, las comunicaciones, los servicios urbanos colectivos (energía, agua, recolección de basura, etc.), agravados más aún con las cancelaciones masivas de empleados públicos, todo los cual impacta de forma negativa a la economía, pueden generar impactos de comportamientos que generan climas sociales insospechados.

Por otro lado mantener las personas ignorante, siempre expuestos a situaciones confusas, desorganizados, distraídos, para ello se debe: descompremeter sus mentes y espíritus; con programas educativos de baja calidad en matemáticas, lógica, diseño de sistema y economía para desmotivar la creatividad de los dominicanos.

Dentro del Plan, está la violación mental y emocional por medio de un estanque constante de violencia, de guerra, de sexo en los medios de comunicación social – en particular la TV y los periódicos, redes sociales y en tercer término someter a las personas a distracciones, de forma que pueda ocuparse solamente de situaciones fabricadas, protagonizada por los medios de comunicación que se irán a contratar por el gobierno de Luis Abinader corona y el PRM, desviando a los ciudadanos de los problemas sociales colectivos.

«Dadme el control sobre la información de una nación, y no tendré por qué preocuparme de aquellos que hacen sus leyes.» Mayer Amshel Rothschild (1743-1812)

Otra maniobra que pretende el Gobierno de Luis Abinader corona y el PRM, unido a las condenas morales y mediáticas de las anteriores autoridades, es, echarles culpa de todo, a los anteriores funcionarios, así como conocer la situación impositiva de las personas; obtener información personal que pueden ser procesadas informáticamente. Imponer reformas fiscales para recaudar impuestos y/o de apropiarse de propiedad privada sin justa compensación, y de esta manera amedrentar una sociedad para rendirse y consentir su condición de gobierno impostor o exponerse a todo tipo de sometimiento o chantaje legal.

 

Por Leandro Ortiz de la Rosa

El autor es Abogado y Periodista

 

 

 

Related

OPINION 5834508667136476364

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PÚBLICIDAD

Públicidad

PUBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
item