IMPLEMENTACIÓN DE LA EDUCACIÓN A DISTANCIA CON LAS LIMITACIONES SOCIO-ECONÓMICAS Y TECNOLÓGICAS DURANTE EL COVID-19 EN REPUBLICA DOMINICANA

 Por Andrés Patiño

Andres_patino@hotmail.com

 

            Los contenidos en las plataformas están disponibles todo el tiempo, pero aquellos que quieran pueden descargar dichos contenidos en los distintos formatos para tenerlos en sus dispositivos móviles y estudiarlos todas veces que quieran, sin conexión a internet y con la carga de las baterías de sus equipos.

            El MINERD ha realizado entrega de equipos con los softwares necesarios, tanto a docentes como a estudiantes que están capacitados para interactuar durante el proceso enseñanza-aprendizaje   a distancia y virtual.

Todo esto implica que el modelo de educación a distancia debe dar cabida a la diversidad y reconfigurarse constantemente con base en las necesidades y posibilidades de sus actores fundamentales, así como ofrecerles opciones en una estructura que sea flexible y adaptable a sus ritmos y prioridades.”[1]

            La utilización de los recursos existentes para estos mismos fines tales como las escuelas que deben estar provistas de tecnología para cargar los equipos y conectividad, centros tecnológicos comunitarios, creación de espacios en lugares como los ayuntamientos para conexión a internet y equipos para cargar las baterías de los estudiantes y docentes.

            Por otra parte, tanto estudiantes como docentes pueden ir a las plazas, tiendas, estaciones de combustibles, en algunos pueden tanto cargar sus equipos y conectarse a internet de forma gratuita, también existen un sistema de internet gratis proporcionado por la compañía Claro en toda el área metropolitana las estafetas que eran telefónicas han sido convertidas en punto de acceso para internet, y con estos recursos disponibles los interesados pueden descargar y subir archivos, realizar cualquier tipo de actividad a través de la Web y mantener la interacción entre los elementos interesados.

 


 

Grafica 2. Algunos de los lugares en que los interesados pueden acceder a internet gratis, y así trabajar con sus recursos y actividades en línea. Fuente: Elaboración propia

             La vuelta a las clases de forma presencial debe ser según las condiciones lo permitan, y debe ser por etapas, semipresencial y luego presencial, dependiendo de cómo sigan la cantidad de casos infectados en cada municipios y provincias, luego llevar este proceso de forma gradual a la zona metropolitana que posee mayor población, para esto debe estar planificado un protocolo sanitario aprobado por el ministerio de salud, por eso se puede hacer por municipios y provincias en los cuales no haya infectados o se hayan reducido de forma significativa el número de infectados pero siempre con los controles del protocolo sanitario correspondiente.



Grafica 3: Los 4 pilares que se debe cumplir para volver a las clases presenciales. Fuente: Elaboración propia sobre la base de Cardini, A., Bergamaschi, A., D´Alessandre, V., Torre, E. & Ollivier, A., ”Educar en tiempos de pandemia. Entre el aislamiento y la distancia social”,  CIPPEC, Buenos Aires, Junio de 2020

 

CONCLUSIONES

            Al momento de escribir este artículo apenas inicia el proceso llevado a cabo por el Ministerio de Educación no es una improvisación, por lo que sabemos, han tomado la experiencia de otros países que ya han iniciado este proceso de salvar el año escolar de sus respectivos países, tanto el país cuenta con profesionales altamente calificados para llevar este proceso al éxito, no obstante el ministerio posee un equipo de profesionales altamente calificados, y por su puesto ha cuenta con la asesoría internacional, de los que ya realizaron este proceso en sus respectivos países.

            El Modelo Educativo que se está implementado para salvar el año escolar en nuestro país, ha sido utilizado en otros países, por lo que podemos aprender de esas experiencias previas, de las debilidades y fortalezas encontradas en los lugares donde ya han terminado el año escolar y en los que han avanzado varias etapas, que algunos tienen condiciones similares a las nuestras, pero no iguales, así que podemos corregir durante el proceso las eventualidades que surjan pudiendo así controlarlas con tiempo con un adecuada supervisión, monitoreo y comunicación permanente con los padre o tutores, así como con los docentes y estudiantes, sin importar en qué lugar remoto del país se encuentren ubicados.

            En el caso de la docencia a distancia virtual, se pueden preparar equipos con personal y tecnología y el protocolo adecuado para resolver problema de recarga de laptops, tabletas y celulares en todas sus variedades, por la falta de energía eléctrica por varias horas en algunas localidades, así como proveer ese personal de los equipos para que puedan movilizarse con equipos de conectividad, creando unidades móviles de recarga y conectividad en toda la geografía nacional.

            El caso de regresar a las clases presenciales tal como está planificado se puede continuar utilizando la educación a distancia como apoyo a la docencia presencia hasta completar el año escolar, pero es un proceso que debe ser por etapas en las modalidades y por las localidades según se reduzcan los infectados en cada una de estas sin dejar de utilizar el protocolo sanitario correspondiente.

 

Referencias

[1] Cardini, A., Bergamaschi, A., D´Alessandre, V., Torre, E. & Ollivier, A., ”Educar en tiempos de pandemia. Entre el aislamiento y la distancia social”,  CIPPEC, Buenos Aires, Junio de 2020

[2] Domínguez G., Julio – Rama, Claudio editores Rodríguez R., Juan R. coeditor “La educación a distancia en el Perú”, Editorial Gráfica Real S.A.C, Chimbote 2013,1ra edición.

[3] Garcia, Judith Z., Vitale, Claudio R.,“La educación a distancia en México”, Universidad Nacional Autónoma de México Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia Virtual Educa Observatorio de la Educación, México, 19 de junio 2015 1ra. edición.

[4] Patiño Matos, Andrés David, Bayonet Robles Luis E. “Impacto de las tecnologías móviles en la educación”



[1] Garcia, Judith Z., Vitale, Claudio R.,“La educación a distancia en México”, Universidad Nacional Autónoma de México Coordinación de Universidad Abierta y Educación a Distancia Virtual Educa Observatorio de la Educación, México, 19 de junio 2015 1ra. edición.

Related

OPINIÓN 1185935634162810861

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PÚBLICIDAD

Públicidad

PUBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

PÚBLICIDAD

Publicidad

Publicidad

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD
item